24 Jun 2022 - 20:25

      Gobierno aprueba Política Nacional de la Lectura al 2030

      La Política Nacional de Lectura permitirá que la población pueda ejercer su derecho a la lectura y acceder a libros como bienes culturales.

      La Política Nacional de la Lectura busca solucionar el limitado ejercicio del derecho a la lectura. | Crédito: Andina

      A través del Decreto Supremo N.° 007-2022-MC, el Gobierno aprobó la “Política Nacional de la Lectura, el Libro y las Bibliotecas al 2030” (PNLLB), la cual será de cumplimiento obligatorio para los sectores cultura y educación.

      La presente política fue presentada por el Ministerio de Cultura y constituye el principal instrumento de orientación estratégica, a mediano y largo plazo, en materia de promoción y acceso al libro y a la lectura.

      Según la cartera de Cultura, esta política beneficiará a peruanos y peruanas, a fin de que la población ejerza su derecho a la lectura, el desarrollo del hábito lector y el acceso al libro como bien cultural.

      “El Ministerio de Cultura, como conductor de la Política Nacional de la Lectura, el Libro y las Bibliotecas al 2030, dirige, coordina y articula con todas las entidades responsables la implementación de los servicios identificados y otras intervenciones que contribuyen al cumplimiento de los objetivos prioritarios (…)”, se lee en el decreto.

      Otros detalles

      La PNLLB busca atender el problema público del limitado ejercicio del derecho a la lectura de la ciudadanía, a través de la orientación y articulación de las acciones del Ministerio de Cultura, Biblioteca Nacional del Perú y Ministerio de Educación, y así alcanzar los objetivos y servicios en materia de fomento de acceso al libro y la lectura.

      Cabe precisar que la PNLLB establece tres objetivos prioritarios, a través de 16 lineamientos y 31 servicios, orientados a reducir brechas de acceso al libro y la lectura, además de fortalecer la industria editorial.

      Para la elaboración de la presente política, se contó con la participación de diversas instituciones y entidades públicas aliadas, tales como el Centro Nacional de Planificación Estratégica, Cámara Peruana del Libro, Editoriales Independientes del Perú, Colegio de Bibliotecólogos del Perú, entre otros.