30 Nov 2022 - 22:57

      Elon Musk compra Twitter: ¿se acabarán los discursos de odio?

      El directorio aceptó la oferta por unos 44 millones de dólares

      Elon Musk tiene más de 85 millones de seguidores en Twitter | Crédito: Foto: AFP.

      La red social Twitter será ahora una empresa privada, que no cotizará en la bolsa de valores, luego que el directorio aceptara la oferta de compra de Elon Musk por 44 millones de dólares. Es decir, cada accionista recibirá 54,20 dólares por acción ordinaria al cierre de la transacción.

      A raíz de esta noticia, muchas personas están hablando sobre los posibles cambios que vendrán en la compañía y en esta nota analizamos algunas posibilidades

      Aunque el proceso de negociación lleva varios meses, Musk ha declarado su interés en aumentar la confianza de los ususarios, derrotar los robots de spam y reforzar la libertad de expresión.

      "Espero que incluso mis peores críticos permanezcan en Twitter, porque eso es lo que significa la libertad de expresión", escribió el multimillonario en un tweet el lunes.

      Lo cierto, es que esto último es lo que más controversia genera. En marzo, Musk ya planteaba la idea de crear una red social de "código abierto", pero estas libertades también abren la posibilidad de activar la cuenta bloqueada del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pesar de que utilizaba la red social para difundir noticias falsas todo el tiempo.

      La plataforma, que es utilizada por 300 millones de personas, también podría ver cambios en los modelos de suscripción o a la aceptación de pagos en dogecoin. Sí, Elon Musk es fanático de las criptomonedas.

      Erick Iriarte Ahon, abogado especialista en derecho digital dijo a CNN que la idea de "democracia" en la red social se vería afectada por la idea de pensamiento del nuevo dueño de Twitter.

      "Faltará con descubrir cúal es su definición de hate speech (discurso de odio). Al final cuando comience a segregar un tipo de contenido, pueda afectar a otros", expresó.

      Sin embargo, los que pasarán por grandes cambios serían los trabajadores de la red social. Quienes recibían bonos y acciones- además de un salario competitivo- como manera de atraer a los talentos.

      Por su parte, Jack Dorsey, cofundador de Twitter se mostró satisfecho por la venta e incluso lo consideró una "solución".

      "Twitter como empresa siempre ha sido mi única preocupación y mi mayor arrepentimiento. Ha sido poseída por Wall Street y el modelo de publicidad. Recuperarlo de Wall Street es el primer paso correcto", reveló.

      <em>Facturación de Twitter. Foto: AFP</em>   Facturación de Twitter. Foto: AFP

      La UE y la nueva ley de servicios digitales

      Antes de hacerse pública la compra de Elon Musk, la Unión Europea alcanzó un acuerdo político sobre la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA) que contempla medidas contra el contenido ilegal y la desinformación en línea.

      El comisario europeo para el Mercado Interior ya señaló que Twitter "tendrá que adaptarse totalmente a las reglas europeas", sin importar las orientaciones del nuevo accionista en materia de libertad de expresión.

      Esta ley permitirá a los ciudadanos tener un mejor control sobre cómo utilizan sus datos las plataformas en línea y las grandes empresas tecnológicas.

      Los nuevos requisitos estarán supervisados por la Comisión Europea en cooperación con los Estados miembros y, de no cumplirse, las plataformas en línea y los motores de búsqueda podrán recibir multas de hasta el 6 % de su facturación mundial.