30 Nov 2022 - 22:57

      Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar: ¿por qué se celebra?

      Las condiciones laborales de las trabajadores y trabajadoras de hogar siguen teniendo un largo camino por recorrer.

      En el 2020 se aprobó la ley de las trabajadoras y trabajadores del hogar. | Fuente: Difusión

      El Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar se celebra cada 30 de marzo para conmemorar la lucha por los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores domésticos en todo el mundo. La idea de establecer un día para reconocer y visibilizar el trabajo de las trabajadoras del hogar surgió en 1988 durante el Encuentro Internacional de Trabajadoras del Hogar celebrado en Bogotá, Colombia. En ese encuentro se discutieron las condiciones precarias en las que trabajaban las trabajadoras del hogar y se acordó la necesidad de luchar por sus derechos y mejorar su situación laboral.

      En 2011, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó el Convenio 189 sobre Trabajadores y Trabajadoras Domésticos, que reconoce a los trabajadores domésticos como trabajadores sujetos a derechos laborales y establece una serie de medidas para proteger sus derechos, mejorar sus condiciones de trabajo y erradicar la discriminación.

      Desde entonces, el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar se ha convertido en una oportunidad para llamar la atención sobre los problemas que enfrentan las trabajadoras y trabajadores domésticos en todo el mundo, y para reivindicar su derecho a un trabajo digno, justo y con protección legal. Aunque aún queda mucho por hacer para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para este sector, el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar es una oportunidad para seguir avanzando hacia un mundo más justo y equitativo para todas las personas.

      Según ONU Mujeres, "en América Latina y el Caribe, se estima que entre 11 y 18 millones de personas se dedican al trabajo doméstico remunerado, de las cuales el 93% son mujeres. Sus ingresos son iguales o inferiores al 50% del promedio de todas las personas ocupadas, a pesar de que en casi todos los países existe un salario mínimo establecido legalmente." 

      Asimismo, un dato importante es que "más del 77,5% de las mujeres empleadas en el sector del trabajo doméstico lo hacen en condiciones de informalidad.". Por otro lado, "en cuanto al peso de las personas migrantes dentro del sector de trabajo doméstico, las estimaciones de la OIT señalan que un 17,2% de las personas ocupadas como trabajadoras domésticas son migrantes.